LACEA XX: ¿De qué hablaron los economistas?

Por lo general los titulares de periódicos y las columnas de opinión concentran sus esfuerzos en cubrir noticias y eventos de coyuntura económica. Por ejemplo, la desaceleración del crecimiento en América Latina, la caída de los precios del petróleo ó las preocupaciones sobre política cambiaría, entre otras.¿Por qué el análisis de coyuntura tiende a dominar al debate académico en el día a día?

La razón es muy simple, como en muchas otras disciplinas, la investigación en economía es un proceso extremadamente arduo, que consume enormes cantidades de tiempo y demanda un esfuerzo colectivo gigante. En palabras del biólogo norteamericano Robert Weinberg, “la investigación es una profesión para los maníaco-depresivos. Hay momentos de euforia cuando se logra un descubrimiento. Pero 90-95% del tiempo es frustración absoluta donde nada ocurre”

Un ejemplo destacable del esfuerzo colectivo de los economistas de la región es la reunión anual de la Asociación de Economía de América Latina y el Caribe (LACEA), la cual fue recientemente organizada en la ciudad de Santa Cruz, Bolivia. Durante cuatro días cientos de economistas se reunieron para presentar investigaciones en las diferentes áreas de la disciplina. Desde economía ambiental, economía de recursos naturales, economía de la educación, economía laboral, pobreza, macroeconomía, economía experimental, crimen e informalidad por nombrar algunos. Entre toda esta extensa lista de trabajos nos preguntamos: ¿De qué hablaron los economistas durante este evento? ¿Qué países recibieron más atención? y ¿Qué podemos aprender de esta experiencia?

Para responder estas preguntas usamos el listado de documentos de trabajo presentados durante la conferencia. Usando la base de datos del repositorio digital LACER-LACEA, recopilamos los títulos y el nombre de los autores de 231 de los mas de 300 documentos presentados. Usando las palabras que aparecen en los títulos de dichos documentos construimos las frecuencias absolutas de los diferentes términos. También recopilamos los metadatos disponibles de cada uno de los documentos y recolectamos el campo que describe el tema de investigación usando una o más palabras claves. En total recopilamos 931 descripciones de los temas y las reclasificamos usando el sistema de clasificación del Journal of Economic Literature1 (JEL). En lo posible mantuvimos únicamente las palabras claves que permiten asociar claramente un tema con su clasificación JEL. Cada descripción fue asociada a una categoría JEL y eliminamos las descripciones ambiguas.2 Los títulos y las descripciones de los documentos nos permiten analizar de manera general cuales son los temas que ocupan la agenda de investigación económica y las direcciones en las cuales dicha investigación está avanzando.

En el panel (a) de la siguiente figura mostramos la frecuencia de las palabras que aparecen en títulos de los documentos. Para facilitar el análisis agrupamos algunas palabras cuyo significado está relacionado. Por ejemplo, las palabras “sostenibilidad” y “desarrollo” se agrupan dentro la descripción general de “desarrollo”. La palabra con mayor frecuencia es “evidencia” con (48) apariciones. Este resultado es interesante y sugiere que en general las investigaciones estuvieron orientadas a sustentar sus hipótesis o teorías en base a observaciones y resultados experimentales. Esta es una señal muy importante en el campo de la economía y resalta el renovado enfoque que tiene la disciplina con un énfasis hacia la medición y el uso de métodos cuantitativos para el análisis económico a través de datos. ¡Claramente estas son buenas noticias!

Las siguiente palabras con mayores repeticiones son “efecto” (28), “desarrollo” (25), “educación” (24), “salud” (24), “empleo” (22), “mercados” (22), “violencia” (19). La mayoría de estas palabras guarda una relación más estrecha con temas microeconómicos, lo que es alentador pues refleja el rápido crecimiento de áreas de investigación en las cuales prima un mayor énfasis en comprender las particularidades del comportamiento individual. Además es refrescante observar que pensar en economía no quiere decir pensar solamente en proyecciones de crecimiento económico y temas de coyuntura.

En el panel (b) mostramos la frecuencia de las palabras claves de acuerdo a la clasificación JEL. Los temas más discutidos durante la conferencia correspondieron a: salud, educación y bienestar (152); macroeconomía y economía monetaria (116) y microeconomía (93). Estos resultados también apuntan a un mayor énfasis en temas de comportamiento individual. Los métodos cuantitativos también tuvieron un rol importante (54) junto a los temas de desarrollo económico (59) y economía laboral (59). Pero si agrupamos la clasificación JEL entre los temas macro y micro de manera general, es posible decir que el análisis microeconómico dominó el escenario de la conferencia.

¿Qué países recibieron más atención?

Nuevamente usando las palabras que aparecen en el título de los documentos, buscamos identificar los países que son objeto de investigación. Este ejercicio, muestra que los países que ocuparon mayor atención en esta oportunidad fueron México, Colombia, Chile, Brasil y Perú como se muestra en la siguiente tabla.

Nombre del país Número de artículos
México 20
Colombia 18
Chile 14
Brasil 13
Perú 10
Bolivia 7
Argentina 2
Estados Unidos 2
Venezuela 2
Nicaragua 2
Costa Rica 1
Rep. Dominicana 1
Ecuador 1
Títulos sin referencia a un país 138
Total 231

Pensando en posibles determinantes del porqué estos países fueron más estudiados, algunas alternativas son: a) la existencia de incentivos que establezcan un vínculo entre investigadores con instituciones que promuevan la academia, b) el establecimiento de una cultura que valore el debate e intercambio de opiniones basadas en evidencia y c) la apuesta por la generación y difusión abierta de datos para los investigadores. De las tres anteriores posibilidades, creemos que la más importante es la última, ya que acelera el proceso de investigación, genera más oportunidades entre investigadores y produce externalidades positivas fomentando la responsabilidad y la rendición de cuentas de las autoridades mediante la publicación de los datos.

Para el país anfitrión Bolivia, es necesario continuar con los esfuerzos de acceso transparente a los datos, impulsando la disponibilidad en línea, la publicación de las metodologías de medición en las bases de datos en el plano social, económico, ambiental y político. El riesgo de perder el hábito de la publicación y transparencia de los datos para un país es costoso, como el caso de Argentina y Venezuela, ya que de ello depende también la posibilidad de mejorar la calidad de vida de las personas usando evidencia y metodología rigurosa.

Sobre la disponibilidad de los datos, se puede mencionar las experiencia exitosas de México, Colombia y Chile. En México, instituciones como el actual INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) mantiene una extensa base de microdatos con información de censos, encuestas de hogares, encuestas sectoriales, registros administrativos y otras encuestas, abierta al público en su página web. De forma similar, en Colombia el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) y la Universidad de Los Andes a través del Centro de Estudios de Desarrollo Económico (CEDE) mantiene un extenso catálogo de microdatos. Finalmente en Chile, el Instituto Nacional de Estadística INE, el Ministerio de Desarrollo Social y la Universidad de Chile a través del centro de microdatos son algunas de las variadas fuentes de información similar. Estos esfuerzos además se complementa con la creciente política de transparencia de los organismos internacionales.

Participación de las mujeres

Con nuestros datos también podemos ver algunos patrones interesantes en cuanto a los participantes de la conferencia. En los 231 documentos analizados participaron 534 autores, lo que implica que en promedio cada documento fue escrito por 2-3 autores. Del total, 409 son hombres y 125 mujeres; 19 documentos fueron escritos únicamente por mujeres, mientras que 141 documentos fueron escritos exclusivamente por hombres. De los 19 documentos escritos por mujeres, 13 son de autoría individual. Mientras que de los 141 documentos escritos por hombres, 46 son de un sólo autor. Esta información sugiere que la participación femenina en investigación tanto a nivel individual como en colaboración es considerablemente menor en comparación con los hombres. Esta es una brecha que esperamos se vaya cerrando a medida que se impulsa una mayor participación de mujeres en áreas de investigación, ciencia y tecnología en general.

¿Qué nos enseñó LACEA XX?

LACEA XX fue un gran evento en el cual volvió a relucir el esfuerzo colectivo de los economistas y sobre todo el espíritu de colaboración que rebasa las fronteras de nacionalidad, idioma e ideología política. El esfuerzo tanto de conferencistas, profesionales, estudiantes y el publico que participó en el evento, es un cristalino reflejo del deseo de seguir impulsado el debate académico y aprovechar las herramientas de la disciplina económica para seguir avanzando en el camino del desarrollo.

Hoy por hoy, en particular en Bolivia, hay tres grandes áreas en las cuales se requiere mayor esfuerzo: i) el mayor acceso y el uso de datos abiertos para la investigación, ii) impulsar el debate académico para lograr mejores políticas publicas, iii) incentivar la participación de más mujeres tanto en investigación como el diseño de políticas. Estos son grandes desafíos, pero con eventos como LACEA estamos caminando en la dirección correcta. Finalmente, el excelente trabajo de los organizadores, en particular, la Sociedad de Economistas de Bolivia (SEBOL), el Instituto de Estudios Avanzados en Desarrollo (INESAD) y la Universidad Privada de Santa Cruz (UPSA) es admirable y solo queda darles gracias por lograr que LACEA haya visitado Bolivia. ¡Felicidades y gracias!

Publicado en: Pagina Siete

  1. [1] Los códigos JEL se pueden obtener en https://www.aeaweb.org/econlit/jelCodes.php?view=jel. 

  2. [2] Para dar un ejemplo, en un documento que tiene entre sus descripciones: “Climate Change” y “Adverse Selection” se clasifica tanto en la categoría (Q: Aggricultural and Natural Resource Economics & Environmental and Ecological Economics) y en la categoría (D: Microeconomics). Algunas descripciones podrían corresponder a mas de una categoría JEL, pero para facilitar el análisis escogimos la categoría general más próxima. 


Leer más artículos

“A la realidad le gustan las simetrías y los leves anacronismos ” ― Jorge Luis Borges ―